¿Ansiedad o Estres?

Antes de terminar de hacer algo ya estoy haciendo lo siguiente. Hago muchas cosas a la vez y no termino ninguna”. Estas son algunas expresiones más comunes referentes al estrés. La consecuencia de sentir estrés es debido a la continua interacción entre el contexto y nuestras respuestas emocionales, conductuales y fisiológicas.No obstante la manera que tenemos de reaccionar ante los diferentes acontecimientos puede tener consecuencias positivas ya que en ocasiones nos sirve para ponernos alerta y enfrentarnos a nuevos retos.

Cuando el estrés se manifiesta de forma continua y prolongada en el tiempo, puede provocar ansiedad. Esta se manifiesta con preocupaciones excesivas incluso tras desaparece el estímulo que provocaba el estrés. El motivo de la ansiedad suele ser desconocido y suelen tener pensamientos de este tipo:“Todo me preocupa mucho, no duermo pensando en que no llegaré a tiempo para dejar a los niños en el colegio, otros días me preocupa no tener los informes del trabajo listos a tiempo, siempre encuentro un motivo por el que estar nervioso”.

Sin embargo, las personas que sufren estrés manifiestan pensamientos como: “Antes de terminar de hacer algo ya estoy haciendo lo siguiente. Hago muchascosas a la vez y no termino ninguna…” Este tipo de pensamientos puede provocarnos disfuncionalidad, ya que las personas no consiguen pararlos y cada vez son más recurrentes y más persistentes, corriendo el riesgo de encontrarse en un circulo sin salida que nos provoca angustia o ansiedad.

Es importante adoptar diferentes medidas para hacer frente al estrés, como gestionar bien el tiempo, ordenar las preocupaciones, hacer un plan de actuación y tomar un tiempo para hacernos preguntas (si puedes o no cambiar lo sucedido, que sentimientos me produce o como puedo introducir mayor equilibrio).

Por otro lado, las pautas para afrontar la ansiedad es aprender a relajarse, realizar yoga, hacer ejercicio regularmente, visualizar los acontecimientos que en el pasado le provocan ansiedad y practicar enese momento la respiración. También es importante hablar de las emociones con personas de confianza.

En la mayoría de las ocasiones los problemas cotidianos que nos surgen en la vida son inquietudes que por lo general conseguimos solucionary salir hacia delante. Esto es debido a nuestra capacidad de resiliencia (capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas) y de adaptación que hemos adquirido a lo largo de nuestra vida. No obstante, puede ocurrir que necesitemos ayuda para gestionar los conflictos por lo que el apoyo del profesional en estos casos es fundamental.


Deja un comentario